Mi foto
Torreón, Coahuila, Mexico
columnafacultad@gmail.com

sábado, 6 de octubre de 2012

MEDICAMENTOS CADUCOS

DR. JOSÈ JAVIER GARCÌA SALCEDO*
El Siglo de Torreòn Aquì
Los medicamentos son preparaciones químicas que contienen varias substancias junto con el principio activo, que es él que tiene la acción deseada. Los otros componentes ayudan a que ese fármaco pueda ser administrados; se les llama excipientes. Son necesarios porque cumplen con varias funciones como: Ser Diluyentes; que ayudan a completar la forma o volumen del medicamento, (lactosa, almidón, etc.), Humectantes que generalmente aumentan la solubilidad. Agentes Tensioactivos, que favorecen la penetración del principio activo. Además se usan: Lubricantes, Antioxidantes, Agentes quelantes, Anestésicos locales, Tampones o buffers, Agentes de difusión, Isotonizantes, Lubricantes, Adsorbentes, Conservadores antisépticos etc.

         Los excipientes adicionados dependen de las características fisicoquímicas de los principios activos y su vía de administración. Por ejemplo al elaborar jarabes es necesario la adición de correctores de sabor, como saborizante de naranja, fresa, etc. De acuerdo con la vía de administración la penicilina, se puede aplicar con diferentes componentes: solución fisiológica si es endovenosa, procaína si es intramuscular, o con fenoximetil por vía oral.
Los laboratorios determinan con que excipiente se debe de acompañar el principio activo. Primero, para que éste sea biodisponible, es decir que el fármaco esté libre de cualquier otro componente y listo para ser absorbido a partir del sitio de administración y esté libre y en cantidad suficiente para tener la acción en el sitio donde se quiere que actúe. Segundo, que el medicamento tenga estabilidad desde que sale de la fábrica, hasta aplicarse al paciente, pasando por la distribución y almacenamiento. Es precisamente la estabilidad de la preparación farmacéutica la que se exige al laboratorio para cada uno de sus medicamentos, considerándose que cuando no se conservan al 100 por ciento las propiedades fisicoquímicas óptimas se determina que el medicamento está caduco, conceptualizándose entonces la caducidad definiéndola como la no seguridad en que la preparación farmacéutica del medicamento para que conserve las propiedades de biodisponibilidad del principio activo, pérdida de efectividad o la transformación del principio o que sus excipientes se vuelvan tóxicos. (FDA de Norteamérica, 1979, Norma Oficial Mexicana NOM 073 SSA1- 1993). Por ello la obligación del retiro de medicamentos con caducidad no se ha investigado, por ética, su toxicidad, biodisponibilidad o efectividad. Existen datos de que algunos medicamentos conservan su efectividad y biodisponibilidad de 2 a 5 años más de la fecha de caducidad con acción variable del 20 al 90 por ciento aun cuando se conserven en sus envases originales y con las especificaciones de conservación, pero los datos no se han generalizado por los argumentos enunciados. La toxicidad sólo se ha documentado para tetraciclinas que producen nefrotoxicidad al caducarse (Fimpter, JAMA, 1963). Ya no han aparecido más reportes.
Por el momento debido a las incertidumbres expuestas los medicamentos caducos no deben de ser administrados.
*Farmacólogo y Geriatra. Profesor de Farmacología de la Facultad de Medicina de Torreón U.A. de C.
La próxima colaboración será del Dr. Eduardo Serna Zetina, cardiólogo